miércoles, 15 de enero de 2014

CRUZ ORLADA, PARRAVICINI, EXPLICACIÓN DEL MISTERIO



CRUZ ORLADA, PARRAVICINI, EXPLICACIÓN DEL MISTERIO

 La Cruz Orlada solo podrá ser cuando el hombre llegue a ser como Dios.

 El hombre llega a ser como Dios, no por esfuerzo propio, evidentemente, eso sería un delirio, una fantasía, es lo que muchos quieren creer y hacer creer.

 El hombre llega a ser como Dios cuando llega a ser en esencia amor, porque Dios Es Amor.

 La única manera de ser como Dios es amando a Dios por sobre todo y todos.

 La única manera de llegar a ser como Dios es haciendo lo que Dios hizo, es decir, seguir al Señor, Jesús, el Hijo de Dios, en Su Camino y Santo Sacrificio.

 Esto significa que debemos morir  a nosotros mismos actualizando el Santo Sacrificio de Jesús de Obediencia y entrega total al Padre, a Su Voluntad, repitiendo constantemente sus Palabras, aquellas donde comenzó a obrar definitivamente nuestra salvación: “Padre, Que no Se Haga Mi Voluntad, sino Tu Voluntad”.

 El Santo Sacrificio de sí mismo obrado en la renuncia a la propia voluntad para Que Se Haga-Reine-Triunfe la Divina Voluntad, es lo que nos iguala a Dios, ahí es donde amamos a Dios como Él mismo nos ha amado, hasta la muerte por amor a Él, muerte mística, muerte espiritual.

 Siempre es mas fácil vencer a otros que vencerse a sí mismo, por ello es que solo el que quiere amar a Dios y adorarlo en Espíritu y Verdad, debe realizar el Santo Sacrificio de la Voluntad.

 No podemos ser como Dios por nosotros mismos, pretenderlo solo sería un delirio y creer que lo somos sería una fantasía que, desgraciadamente no es contagiosa pero sí es muy común en nuestros tiempos.

 Solo Dios Es Como Dios, la única manera de llegar a tener imagen y semejanza es dejar a Dios Ser en nosotros, y solo puede Ser Dios en nosotros cuando renunciamos a ser por nosotros mismos, cuando lo dejamos a Él Ser, o sea cuando aceptamos Su Voluntad y colaboramos en Que Se Haga-Reine-Triunfe.

 Este es el misterio de la Cruz Orlada, notar que es igual, no tiene el palo transversal arriba, simbolizando la igualdad que puede llegar a haber entre el alma que ama verdaderamente a Dios, y Dios mismo que la eleva al entrar en ella y espiritualizarla.

Leer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SOBRE LA PRUEBA Y EL COMBATE ESPIRITUAL DE ESTOS TIEMPOS

SOBRE LA PRUEBA Y EL COMBATE ESPIRITUAL DE ESTOS TIEMPOS   Demos la vuelta que demos, hagamos lo que hagamos, la esencia va a co...